¿Es sano comer una sola vez al día?

Yoshinori Nagumo, cardiólogo japonés autor del libro titulado Un día. Una comida, asegura que comer más de una vez al día es una costumbre actual y tomar menos alimentos constituye una gran herramienta para frenar el envejecimiento y prevenir enfermedades.

¿Qué opinan los expertos en Nutrición consultados por CuídatePlus? “La mayoría de las recomendaciones nutricionales se orientan a comer varias veces al día en pequeñas cantidades. Pero a día de hoy los estudios siguen sin ser concluyentes y aún existe mucha controversia”, introduce Sara Martínez López, profesora de Nutrición y Tecnología de los alimentos de la Universidad Europea.

“Comer una sola vez al día no tiene sentido, porque se recomiendan cinco ingestas diarias o al menos tres”, comenta Ana Belén Crujeiras, del Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CiberObn). Por ello, anima a seguir esas pautas tradicionales en un contexto de dieta equilibrada que contenga todos los nutrientes. No obstante, la investigadora menciona que hay muchos indicios preliminares que apuntan a que el ayuno podría jugar un papel en la salud, pero faltan estudios que lo demuestren.

¿Llegaría a ser, incluso, peligroso para la salud?

Por un lado, afirma Martínez, “comer una sola vez al día tiene riesgos para la salud, pues podría causar fatigaansiedad, falta de concentración, desvanecimiento… Además, al reducir el número de ingestas diarias, el organismo debe gestionar las reservas de energía por si acaso no vuelve a recibir alimento durante un tiempo prolongado. Para ello, almacena principalmente los nutrientes más energéticos, como la grasa. A largo plazoeste plan nutricional restrictivo podría tener consecuencias nefastas como obesidadgastritisanemiabajo rendimiento y cefaleas, entre otros”.

La investigadora del CiberObn cuenta que al comer pocas veces al día se produce un desequilibrio de la insulina-glucosa. “Al estar mucho tiempo sin comer baja la insulina. Después, al ingerir alimentos se produce un pico insulínico muy alto. Al comer más de lo necesario se produce un almacenamiento en forma de grasa”.

Cabe señalar, además, que la dificultad para controlar la sensación de hambre en estos casos lleva a picotear entre horas, y se podría acabar ingiriendo muchas más calorías de lo esperado.

Cinco comidas al día: el porqué de esta recomendación

La justificación para querer distribuir los alimentos en cinco comidas diarias “se basaba en la regulación hormonal. Por ejemplo, la glucemia posprandial (tras la ingesta) es menor cuando ingerimos cantidades más pequeñas de alimento repartidas en varias tomas diarias. Sin embargo, el número ideal de ingestas diarias y la distribución de calorías debería valorarse en función de otros factores como el gasto energético o situaciones patológicas”, señala Martínez. Para ella, lo realmente importante no radica en la frecuencia de las ingestas y la distribución calórica de las mismas, sino en la calidad de los alimentos que comemos.

El concepto de dieta equilibrada distribuye los alimentos en cinco comidas diarias, describe la profesora de la Universidad Europea. “De forma que un 15-25 por ciento de las calorías deberían ingerirse en el desayuno, un 10-15 por ciento a media mañana, un 30-35 por ciento en el almuerzo, un 10 por ciento en la merienda y un 15-20 por ciento en la cena. Sin embargo, a pesar de estas recomendaciones, hasta la fecha no existen estudios que avalen científicamente los beneficios de comer cinco veces al día”.

En determinadas situaciones, podría no ser posible realizar cinco comidas al día e, incluso por falta de tiempo, la adhesión a esta pauta podría llevar a ingerir alimentos insanos. Esto suele ocurrir en las ingestas de media mañana o de media tarde que, aunque ayudarían a no llegar a la comida o la cena con demasiada hambre, tienden a asociarse con alimentos de poca calidad nutricional -los ya conocidos como ‘calorías vacías’-.

Y es que, “comer muchas veces al día también tiene sus riesgos, ya que el organismo no se acostumbra a gestionar el almacén de reservas”, concluye Martínez.

cuidateplus.com

Autor entrada: Grimardy Antonelly

Nutricionista, investigador, amante de las buenas cosas y seguir de la vida

Deja un comentario